Sábado, 17 de Agosto de 2019 08:11
Jueves, 18 Octubre 2018 08:29

ASOQUIMBO exige Tratado Vinculante para la Italiana Enel en Naciones Unidas

La lucha de la Asociación de Afectados por el Proyecto Hidroeléctrico El Quimbo contra la transnacional Enel, dueña de la represa, continúa ahora en el escenario Internacional ante la falta de garantías de acceso a la justicia en el Estado Colombiano.

Jenniffer Chávarro, Presidenta de Asoquimbo
Jenniffer Chávarro, Presidenta de Asoquimbo Foto: Suministrada

La sistemática violación de Derechos Humanos y la crisis ambiental, económica, social, alimentaria y cultural, producto de las actuaciones de la Enel en el Departamento de Huila, serán expuestas por Jenniffer Chávarro, Presidenta de Asoquimbo, el próximo viernes en Ginebra durante la Cuarta Sesión del Grupo de Trabajo sobre Empresas y Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas (ONU).

 

EN CONTEXTO

El pasado 12 de octubre inició en Ginebra (Suiza) la 4ta Sesión del Grupo de Trabajo sobre Empresas y Derechos Humanos, instancia de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) creada mediante Resolución 26/9 del Consejo de Derechos Humanos con el propósito o mandato de “elaborar un instrumento jurídicamente vinculante para regular las actividades de las empresas transnacionales y otras empresas en el derecho internacional de los derechos humanos”.

En la exposición de motivos, la citada Resolución reconoce que “las empresas transnacionales y otras empresas tienen la capacidad de fomentar el bienestar económico, el desarrollo, el progreso tecnológico y la riqueza, así como de provocar repercusiones negativas para los derechos humanos”, razón por la cuál se hace necesario la creación de mecanismos o instrumentos que protejan a los ciudadanos, la comunidades y a los propios Estados de las acciones negativas y violaciones a los Derechos Humanos por parte de dichas empresas.

Este grupo de trabajo es de carácter intergubernamental de composición abierta y realizó sus tres primeras sesiones entre 2017 y 2018, periodo en el que estuvo dedicado a realizar deliberaciones con representantes de gobiernos, empresas, grupos de la sociedad civil, despachos jurídicos, inversores, organismos de la ONU, instituciones nacionales de derechos humanos, grupos sindicales, universitarios y medios de comunicación alrededor de los contenidos, alcances y naturaleza de un instrumento internacional para regular las actividades de las empresas a la luz del derecho internacional de los derechos humanos.

Producto de esas deliberaciones fue construido un documento borrador a modo de instrumento legalmente vinculante que es conocido como “Borrador Cero”.

La cuarta sesión desarrollada del 12 al 19 de octubre en el Palacio de las Naciones Unidas en Ginebra, tiene la tarea de revisar y discutir los artículos del “Borrador Cero” y lograr un acuerdo entre los Estados participantes, las empresas y las organizaciones de la sociedad civil para la adopción de este tratado.

 

LA PARTICIPACIÓN DE COLOMBIA EN EL ENCUENTRO

Colombia como país miembro de la ONU participa de esta 4ta Sesión de manera oficial. En su primera intervención, la delegada del Estado Colombiano, manifestó su preocupación con el documento borrador en lo relacionado con la responsabilidad de los Estados en la violación de los derechos humanos por parte de las empresas y anunció que presentarán las consideraciones durante el trabajo de los días venideros y las mesas de trabajo destinadas para tal fin.

“...la mayoría de las disposiciones normativas del borrador del Tratado trasladan la responsabilidad a los Estados por violaciones cometidas por las empresas. Por ello, será necesario surtir discusiones orientadas a precisar aspectos como la responsabilidad extraterritorial de los Estados (jurisdicción extraterritorial), la complementariedad y la cooperación jurisdiccional, que ofrezcan claridad frente a posibles conflictos de jurisdicción”, reza parte del documento leído por la delegación.

Además de los delegados del Gobierno Colombiano, participan de esta 4ta Sesión algunos procesos sociales que han denunciado de manera sistemática la violación de los derechos humanos por parte de las transnacionales en el marco de la implementación de proyectos minero – energéticos en el país.

Uno de esos procesos la Asociación de Afectados por el Proyecto Hidroeléctrico El Quimbo (ASOQUIMBO) que tendrá la oportunidad de dirigirse a los delegados de todas la Naciones y demás invitados este viernes 19 de octubre durante la discusión del articulado que habla sobre los derechos de los afectados. Asoquimbo presentará desde su experiencia, la violación sistemática de los derechos por parte de la Enel de Italia, la falta de garantías al acceso a la justicia y la necesidad de una participación efectiva y vinculante de las comunidades en sus territorios.

Los otros dos procesos sociales asistentes a la mencionada Sesión, son el Comité Ambiental en Defensa de la Vida, del departamento del Tolima, quienes participan de la discusión del articulado alrededor de la prevención, en particular con el caso de las consultas populares; y la Organización Nacional de los Pueblos Indígenas de la Amazonía Colombiana (OPIAC).

Jenniffer Chávarro, presidenta de Asoquimbo y vocera del Movimiento Ríos Vivos, será la encargada de intervenir este viernes en nombre de los afectados por represas en el Huila. En diálogo con Huilenses.com afirmó desde Ginebra que

“el tratado es una expresión de muchos años de lucha de los movimientos sociales y las organizaciones de derechos humanos, articulados en la campaña mundial para reclamar la soberanía de los pueblos, desmantelar el poder corporativo y poner fin a la impunidad; que viene exigiendo instrumentos y escenarios que generen obligaciones a las empresas transnacionales frente a los casos de violación de Derechos Humanos y que garanticen la reparación integral y no repetición de los mismos”.

La líder de Asoquimbo aseguró que frente al documento “Borrador Cero”, los movimientos sociales y organizaciones de Derechos Humanos que participan de esta 4ta Sesión, presentaron una propuesta alternativa de Tratado en la que se advierte con preocupación la necesidad de incluir y precisar por lo menos los siguientes elementos:

-Obligaciones directas a las Transnacionales y mecanismos de aplicación que no deben proponerse como una responsabilidad de los Estados; entre otras cosas porque no han garantizado los derechos a las comunidades afectadas.

-Centro de Seguimiento y monitoreo al cumplimiento de las obligaciones

-Corte Internacional que atiendan de manera autónoma y directa los casos concretos.

-Responsabilidad de las empresas pertenecientes a las cadenas de suministros.

La intervención de la vocera huilense podrá ser vista este viernes en directo a través de la página oficial que las Naciones Unidas ha destinado para el desarrollo del evento. Click Aquí

Desde la ciudad de Neiva, el Docente e Investigador de la Universidad Surcolombiana Miller Dussán Calderón y líder de Asoquimbo, manifestó que la postura de la organización en este evento será reafirmar la oposición al modelo minero – energético extractivista y a cualquier regulación que afecte la soberanía y poder de las comunidades para decidir sobre sus territorios.

“En ese sentido nosotros no aceptamos ninguna regulación global de Inversores (como ellos llaman a las empresas transnacionales) y de Derechos Humanos, sino se parte del reconocimiento de que son las comunidades, poblaciones, las que deciden autónomamente sus proyectos para el Buen Vivir. Son las comunidades mediante procedimientos democráticos quienes toman las decisiones. Nosotros no queremos a las empresas multinacionales en nuestros territorios, sino que estamos proponiendo una transición energética soberana, autónoma, democrática a partir del reconocimiento de la energía como Bien Público y contra la mercantilización”.

Sobre la postura del Estado Colombiano en la sesión de la ONU, agregó que “Asoquimbo jamás aceptó el Proyecto El Quimbo y no realizó ninguna negociación con la multinacional. Siempre hemos dicho que si el Estado Colombiano otorgó el permiso a la empresa para construir la represa, debe ser el Estado quien responda por la violación sistemática de los derechos económicos, sociales y culturales de los afectados. Y hoy van a Ginebra precisamente presentando unos argumentos para librarse de esa responsabilidad”.

Archivos adjuntos:
Visto 1147 veces

Buscador