Municipio de Gigante prorrogó el estado de calamidad pública por daños en la vía

Después de 6 meses del derrumbe de la banca en la vía Gigante – Garzón, continua la emergencia. El Consejo Municipal de Gestión del Riesgo prorrogó el Estado de Calamidad Pública

Comité Municipal de Gestión del Riesgo
Comité Municipal de Gestión del Riesgo
Prensa Alcaldía de Gigante

La crisis en la vía que conecta al municipio de Gigante con Garzón y el sur del país aún continua.  Hace más de 6 meses, más exactamente el 18 de Julio de 2019, en el sitio conocido como Bengala, un gran tramo de la banca se desplomó, dejando incomunicado al sur del departamento del Huila, afectando de igual forma a los departamentos de Putumayo y Caquetá.

Inmediatamente ocurrida la tragedia, se realizaron los respectivos análisis, concluyendo que el tipo de tierra en donde está construida la carretera presenta un problema geológico, el cual se agudizó con el llenado de la Hidroeléctrica de El Quimbo.

Con el fin de darle una pronta solución al problema, el Consejo de Gestión del Riesgo del Municipio de Gigante, se reunió el 1 de agosto del año anterior y atendiendo a los hallazgos de la investigación, se declaró en Estado de Emergencia a través de un Decreto Municipal.

“Esa calamidad pública implicaba un plan de acción que consistía en dos fases. La Fase 1 consistía en la intervención inicial para habilitar el tránsito, y la Fase 2 contemplaba la reparación definitiva” Sostuvo Germán Roa, alcalde del Municipio de Gigante

El problema continúa

El Decreto Municipal a través del cual se declaró el estado de Calamidad Pública venció el pasado 1 de febrero, y hasta la fecha, sólo se ha realizado la fase 1 del plan de acción, por lo que en ese sector aún se transita por un sólo carril.

La fase 2 se debía iniciar en el mes de noviembre de 2019, pero hasta la fecha la multinacional ENEL-EMGESA no ha iniciado las obras argumentando que la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) no ha aprobado los diseños. Por su parte la ANI responde que estos fueron devueltos a tiempo con las sugerencias respectivas, pero que no hubo celeridad de parte de la empresa constructora de El Quimbo.

El pasado 28 de enero, se realizó una sesión ampliada del Consejo de Gestión del Riesgo del Municipio de Gigante, con el fin de evaluar la posible prórroga del decreto de Estado de Emergencia.

Este Consejo contó con la participación de INVIAS, la Agencia Nacional de Infraestructura, la Secretaría Departamental de Vías e Infraestructura, la Cámara de Comercio, ENEL-EMGESA, la CAM y la Concesión ALIADAS. Allí se le solicitó un informe detallado respecto a las implicaciones y perjuicios que ha ocasionado el cierre de esta importante vía. La sesión fue aplazada y retomada el 31 de enero.

Los informes presentados por la Cámara de Comercio, la Secretaría de Vías e Infraestructura y ENEL-EMGESA, revelaron que por el daño de la vía, se han presentado afectaciones socio-económicas tales como desabastecimiento de alimentos, combustibles, materias primas, incremento en las tarifas de pasajes y fletes, dificultades en la prestación de los servicios hospitalarios, deterioro de vías secundarias utilizadas como alternativa para el desplazamiento de vehículos de carga y de pasajeros, disminución en el flujo de turistas, entre otros.

Según Víctor Hugo Pérez, Director Oficina Garzón de la Cámara de Comercio de Neiva, en el informe presentado por esta entidad, se demuestra que las pérdidas económicas a raíz del derrumbe de la vía se ven reflejadas principalmente en el desarrollo comercial de la zona.

“En lo relacionado con la cancelación de unidades productivas, en el mes de agosto de 2019 cerraron empresas de la zona en un porcentaje superior al 33%, haciendo que el incremento de cierres con respecto al 2018 alcanzara el 134%.

Inicio Fase Dos

De acuerdo con los compromisos adquiridos, ENEL-EMGESA deberá presentar a más tardar la próxima semana un plan de intervención, en donde se acaten las recomendaciones realizadas por el Consejo de Gestión del Riesgo, que incluye la habilitación de la vía en Semana Santa.

Se espera que, con los diseños ya aprobados se inicie la reparación definitiva a finales de febrero, lo que obliga a un cierre total de la vía en las noches y la utilización de vías alternas como Gigante – Zuluaga – Garzón que no está en condiciones para soportar el tráfico pesado.

En este sentido, el llamado que se hace desde los municipios afectados es que el Gobierno Departamental y las autoridades competentes le exijan a ENEL-EMGESA el cumplimiento de los acuerdos.

“Ya están aprobados los diseños. Así que ya no hay excusas para que EMGESA retrase las obras. Desde el municipio de Gigante estaremos muy atentos a lo que suceda”, puntualizó Roa.

En relación con los permisos ambientales, Camilo Agudelo Perdomo, director de la CAM, afirmó que a la fecha aún no se ha recibido ninguna solicitud de intervención de la zona.

 “Aún no sabemos qué tipo de permisos van a solicitar, pero la CAM está atenta a agilizar las solicitudes para poder superar la crisis lo más pronto posible”

Adicionalmente, el director de la Corporación Regional de Alto Magdalena informó que el Comité Departamental de Emergencia, tiene un documento en donde se deja en evidencia que existen 9 puntos críticos en la vía 45 que presentas fallas y que deben ser intervenidos oportunamente para evitar situaciones similares a la ocurrida en el tramo Bengala.