Sábado, 17 de Agosto de 2019 07:39
Martes, 31 Julio 2018 19:39

¡Concejales de Neiva, mi universidad se respeta!

Uno de los concejales se atrevió incluso a menospreciar el valor de la proyección social de la Facultad de Economía y Administración y de la Universidad Surcolombiana en general

Yamil Andrés Lima - Columnista Invitado
Yamil Andrés Lima - Columnista Invitado Foto: Suministrada

Los concejales Jesús Eduardo Garzón del partido Conservador, Mauricio Fernando Rojas del partido Liberal y Ricardo Vega de Cambio Radical, hundieron en la Comisión de Negocios del Concejo de Neiva, el proyecto de Acuerdo que pretendía la cesión a la Universidad Surcolombiana del local donde hoy funciona el consultorio contable, ubicado en el centro comercial y popular Los Comuneros; en un acto de desprecio a la universidad pública, la más importante del Huila y recientemente acreditada de alta calidad.

El proyecto de Acuerdo, que fue radicado por el concejal Felipe Hérnandez del partido Alianza Verde y apoyado por los concejales Carlos Posada y Leyla Rincón, se sustentaba en la labor de proyección social que actualmente ofrece la Facultad de Economía y Administración y su programa de Contaduría Pública, consistente en el servicio de asesoría gratuita en materia contable, administrativa y financiera, a ciudadanos de bajos recursos.

La actitud de los tres concejales que votaron negativo dos veces consecutivas durante la sesión de la comisión de negocios de la corporación pública, para así hundir el proyecto de Acuerdo que favorecía principalmente a los neivanos y huilenses, fue claramente negligente y malintencionada, pues no valoraron el interés general que se perseguía y sus ‘argumentos’ para oponerse fueron precarios, aduciendo simplemente la inexistencia de un documento suscrito por el Alcalde certificando que efectivamente se realizaría la cesión del local a la Universidad Surcolombiana.

Lo que utilizaron los concejales para hundir el proyecto de Acuerdo pareció más una excusa barata que un argumento serio, por parte de quienes deben representar los intereses generales del pueblo que los eligió. Esto lo digo sin titubeos porque en el recinto del Concejo hizo presencia el Secretario de Planeación de Neiva, quien confirmó a viva voz la intención de la administración municipal y del Alcalde Rodrigo Lara de realizar la cesión del local a la USCO, lo que dejó sin peso alguno el falaz argumento utilizado por los concejales Garzón, Rojas y Vega.

Debe además considerarse que el proyecto de Acuerdo lo que hacía precisamente era autorizar al Alcalde para que, en su calidad de representante legal del municipio, realizara las actuaciones administrativas necesarias para la cesión del local; luego la exigencia de los concejales no tenía razón alguna, pues no es el concejo quien directamente realiza enajenaciones de los bienes del municipio.

Quedó además claro en el debate que la solicitud de la Universidad Surcolombiana no es un capricho sino que obedece a la remodelación y adecuación que, en aras de ofrecer un mejor servicio al público, planea hacer la institución de educación superior y para lo que requiere que el local sea de su propiedad, asegurando así que la inversión que se realice no se perderá en el corto plazo por eventuales decisiones administrativas futuras de la Alcaldía de Neiva sobre el local en el que actualmente funciona el centro de prácticas y proyección social.

Uno de los concejales se atrevió incluso a menospreciar el valor de la proyección social de la Facultad de Economía y Administración y de la Universidad Surcolombiana en general, al afirmar que esa labor es su obligación y que también la realizan las universidades privadas con sede en Neiva.

A este concejal le pido que no hable de mi ‘alma mater’ sin primero conocer el gran aporte en materia de formación de ciudadanos, sin medios económicos para pagar una universidad privada, como profesionales del más alto nivel en la región; le pido que no desconozca a la única institución que de verdad investiga y aporta al conocimiento científico desde el Huila (con grupos de investigación bien rankeados por Colciencias) y que no se atreva a decir que la proyección social y el aporte a la comunidad neivana y huilense no vale nada y que es el mismo de cualquier otra institución privada presente en la ciudad y el departamento.

Por lo anterior, convoco a la comunidad universitaria y a la ciudadanía de Neiva a defender a la Universidad Surcolombiana ante la actuación de estos concejales, y a sus electores (entre quienes seguramente se encuentran estudiantes de la USCO, egresados y familiares) a reclamarles por su proceder, exigiendo tanto a ellos como a los demás concejales de la ciudad que apoyen el proyecto de Acuerdo que será nuevamente radicado en el mes de Octubre, según lo anunció durante la misma sesión de la comisión de negocios el concejal Felipe Hernández del partido Alianza Verde.

Visto 778 veces

Buscador